Dr. Alejandro Mora
Liposucción y Lipoescultura

Liposucción y Lipoescultura

Es una moderna técnica quirúrgica que consiste en extraer grasa, a través de pequeñas incisiones en la piel, mediante una cánula de punta roma con orificios en su extremo, conectada a un liposuccionador para aspirar o succionar el tejido graso. Conseguimos moldear el cuerpo mediante la técnica conocida como Lipoescultura. Su finalidad no es adelgazar sino esculpir el cuerpo al eliminar los cúmulos de grasa que en su mayoría son de origen genético.

La lipoescultura es una intervención que requiere unos conocimientos muy precisos de la morfología y anatomía corporal, además de una cierta sensibilidad artística. El refinamiento técnico ha llevado en los últimos años a concebir la lipoaspiración como lipoescultura, lo cual define, de alguna manera, las características de la técnica. Es comparable a la del escultor, que va devastando la madera con su cincel, de forma que modela tridimensionalmente unas superficies que, para aumentar la dificultad, no ve, ya que están cubiertas por la piel.

La lipoaspiración puede ser realizada en prácticamente todas las partes del cuerpo, desde la cara hasta las piernas y brazos, ya como intervención aislada o como complemento de otras cirugías, principalmente de lifting cérvico-facial y de la abdominoplastia. El paciente, una vez terminada la intervención, debe pasar un tiempo indeterminado en el centro con objeto de ver cual es la recuperación de las constantes y el estado general del mismo.

Después de esto y en el mismo día puede marcharse a casa donde permanecerá en reposo relativo, es decir, puede hacer todo aquello que su estado le permita, evitando los movimientos bruscos y los ejercicios violentos, la dieta será libre y deberá beber más de tres litros de agua diarios durante los primeros cinco días.